Propósitos de Año Nuevo. Pasos para cumplirlos

Tres pasos sencillos para cumplir nuestros propósitos de año nuevo en 2019

La concreción y el poder realizar nuevas actividades de forma progresiva son clave para superar el primer mes de buenos propósitos. Siguiendo unos sencillos pasos podemos lograr un cambio real en nuestras vidas.

Esta noticia se publico en el diario IDEAL el 7 de Enero de 2019. pincha aqui para verla

Con la entrada del nuevo año muchas personas se autoimponen propósitos de mejora de habilidades, actitudes y capacidades. Los propósitos de año nuevo están ligados a acabar con los malos hábitos y lograr ser capaces de mejorar en algunas áreas. Algunas de estas áreas son los idiomas, nuevas disciplinas o cambiar cómo nos relacionamos con nuestro entorno social. Sin embargo, muchas de estas grandes ideas acaban quedando en agua de borrajas según avanza el año.

El primer paso para lograr cumplir con nuestros propósitos de año nuevo en 2019 es sentir de verdad que queremos cambiar esas facetas de nuestra vida. El segundo paso será entender que nuestra lista de propósitos no debe ser un amplio listado de nuevas normas que nuestro cuerpo y mente no estén dispuestos a cambiar fácilmente. Nuestro tercer paso pasa por plasmar los propósitos de año nuevo, pudiendo escribirlos a boli en un pequeño papel. Esto nos ayuda a evitar numerosas nuevas ideas que abandonaremos en pocas semanas. Los propósitos serán fáciles de asumir si nuestros objetivos son sencillos y útiles.

Si queremos aprender un nuevo idioma, se deberá empezar por lo más básico y buscar una academia en la que mejorar nuestro nivel de forma progresiva. Si preferimos normalizar nuestro peso, una dieta severa puede causar un grave efecto rebote. Es más positivo para nuestro organismo comenzar retirando algunos productos de nuestra alimentación diaria y realizando una mayor actividad física.

La psicología que hay detrás de los buenos propósitos

Muchos expertos en psicología y conducta consideran que los propósitos de Año Nuevo pueden llegar a ser una pérdida de tiempo. En estas fechas, rodeados de la familia, muchas personas empiezan a pensar en una lista de cosas que quieren mejorar. Estas resoluciones serán abandonadas muy pronto al acabarse el efecto de «novedad» que es para nosotros este nuevo año. Sin embargo, saber aprovechar el trampolín que es sentir 2019 como una nueva etapa en nuestras vidas puede ser beneficioso si controlamos nuestros nuevos objetivos y nos centramos en ellos.

La concreción es el secreto para desarrollar nuestra nueva actitud. Cuanto más corta sea la frase de nuestro propósito, más posibilidades tendremos de asumiro y comenzar a trabajar en el mismo. Es necesario tener en cuenta una idea que se pueda resumir en una única palabra como «peso», «bailar» o «alemán». Nuestro cerebro considerará rápidamente estos conceptos y nos devolverá a la senda correcta cuando nos estemos alejando del buen camino.

Al final, el mayor secreto no se encuentra en el apoyo en otras personas, ni en las frases motivadoras de Facebook, ni en los libros de autoayuda. Autoimponernos un reto sencillo que, a largo plazo, nos vaya a beneficiar, es fundamental. Pero la verdadera motivación se encuentra en superar el primer mes. Empezar los buenos propósitos en Año Nuevo es un pistoletazo de salida que se debe mantener más allá de enero para que nuestro cerebro asimile el cambio en nuestra vida diaria. Superar esta barrera evitará la sensación de fracaso tras abandonar esta nueva actitud.

Una de las formas más comunes para no distraernos de nuestros propósitos es contar con distintos centros, academias, escuelas o profesionales. Gracias a ellos siempre tendremos un guía con el que contar para afrontar el cambio en nuestras vidas.

Aprender a bailar, un propósito para muchas personas

Uno de los propósitos más habituales para muchas personas y parejas es aprender a bailar o mejorar su técnica de baile. En Granada, la escuela de baile de Lucía Guarnido ofrece para aquellos que quieran bailar solos, en pareja o en familia, múltiples disciplinas de las que disfrutar durante todo 2019. Lograrás sorprenderte a ti mismo con tu evolución. El lema de Lucía Guarnido es «todos los estilos, todos los niveles, todas las edades». Podrán disfrutar de la danza desde aquellos pequeños en edad preescolar hasta las personas mayores que nunca tuvieron tiempo para aprender a bailar.

Las distintas disciplinas que se pueden aprender en las instalaciones de la academia de danza incluyen el flamenco, el ballet clásico, la danza española, la danza contemporánea o las sevillanas. Otras opciones más atrevidas son los ritmos latinos o el hip-hop. La escuela cuenta con el mejor equipo docente, especialistas en su materia, y con unas amplias instalaciones en el centro de la capital granadina.

La Escuela de Flamenco y Danza Lucía Guarnido puede ser tu primer gran propósito del año. Descubre tú mismo los grandes beneficios del baile en Callejón de Antonino nº4. Puedes conocer a tus futuros profesores online a través de la página web, https://luciaguarnido.com, o consultar sus horarios en el número de teléfono 958 25 56 62